Sahara : Rabat anuncia una retirada unilateral de la zona de amortiguamiento de Guerguerat

Marruecos decidió proceder a partir de este domingo, 26 de febrero de retirar unilateralmente sus fuerzas armadas de la zona de amortiguamiento que separa el paso de fronterizo de Guerguerat de Mauritania; para conformarse a las recomendaciones del SG  de la ONU, Antonio Guterres.

Marruecos “toma nota con interés de la declaración, emitida el sábado 25 de febrero de 2017, por el portavoz del Secretario General de las Naciones Unidas (ONU) sobre la grave situación en la zona de Guerguerat extremo suroeste del Sahara marroquí “, dijo en un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí.

La decisión de Marruecos de retirar sus fuerzas militares de la citada zona de amortiguamiento, se produce después de la conversación telefónica que ha tenido este viernes, 24 de febrero el Rey Mohammed VI con Antonio Guterres, añade el comunicado publicado el domingo .

Bajo altas instrucciones reales y para que la solicitud del Secretario General de la ONU se respete y se aplique de inmediato, dijo la fuente, “el Reino de Marruecos, procederá, a partir de hoy, a una retirada unilateral de la zona” tampón puesta bajo el control de la misión de la ONU en el Sáhara occidental la “MINURSO” en el marco del alto el fuego firmado en 1991.

Marruecos espera, según el mismo comunicado, que la intervención del Secretario General de la ONU “permitirá el retorno de la situación anterior en la zona afectada, para preservar intacta su condición, para asegurar el flujo de tráfico normal y por lo tanto guardar el cese el fuego y fortalecer la estabilidad regional “.

Seriamente acorralado por Marruecos en África, que es su terreno predilecto, la dirección del Polisario, el Frente separatista saharaui tuvo que recurrir a la única opción que le quedaba, el de la escalada. Eligió como campo de batalla, la zona de amortiguamiento que separa el extremo sudoeste de Marruecos del norte de Mauritania, sin embargo, una zona desmilitarizada, donde envió en octubre de 2016, a un grupo armado de su milicia en una provocación contra los soldados marroquiés estacionados lejos de un centenar de metros.

Retirando sus fuerzas de esa zona, Marruecos ha evitado caer en la trampa de la escalada militar con el Polisario que le ha sido tendida por el régimen argelino y sus viejos generales.

La pelota está ahora en el campamento de la ONU y de la MINURSO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *