Los solicitantes de asilo saharauis persona non grata en España

Alrededor de cincuenta jóvenes saharauis de los campamentos de Tinduf que buscaban asilo en España fueron expulsados ??por la fuerza el domingo 3 de septiembre al aeropuerto Huari Bumedien en Argel tras negarse el día anterior a embarcarse hacia Argelia .

Un grupo de 54 jóvenes saharauis de Tinduf que recibieron billetes de avión con destino a Cuba via Madrid fueron retenidos el 22 de agosto por la policía fronteriza española que los colocó en un centro de detención en el aeropuerto de Madrid-Barajas, tras ser sometidos a un interrogatorio adecuado hasta su expulsión.

Después de negarse a embarcar en un un avión de la compañía española Iberia el sábado 2 de septiembre, que debía llevarlos de regreso a Argel desde donde habían llegado, los jóvenes saharauis fueron llevados de regreso a un centro de detención en la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid, donde pasaron la noche antes de ser otra vez, embarcados forzosamente en otro vuelo partiendo para Argelia.

Incluso la huelga de hambre de estos desertores en el centro de detención de Madrid no disuadió a las autoridades españolas de concederles asilo político y sus solicitudes fueron rechazadas por el Ministerio del interior español.

El mismo procedimiento se ha aplicado a otros desertores saharauis que han aterrizado recientemente en España después de huir de los campamentos de Tinduf, donde se sintieron acorralados por la precariedad, el desempleo y la represión manu militar de las milicias armadas Polisario y del ejército argelino.

Las autoridades españolas temen que al conceder el asilo a estos saharauis, animen a cientos de otros habitantes de los campamentos de Tinduf a invadir España en busca de un mejor mañana y condiciones de vida clementes.

En los últimos meses, muchos saharauis de Tinduf han utilizado el mismo subterfugio para retener un billete de avión a Cuba, que los acoge con los brazos abiertos, planeando una escala en el aeropuerto de Madrid, durante la cual esperaban pedir y obtener el derecho de asilo con la ayuda de las ONG y asociaciones locales que apoyan las demandas del Polisario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *