Buteflika expresó al rey Mohammed VI la adhesión de Argelia a la UMA

Con motivo del 29 aniversario de la creación de la Unión del Magreb Árabe (UMA), el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika dirigió un mensaje al Rey Mohammed VI, en la que le informó del compromiso de su país a esta Unión del Magreb.
En este mensaje también se dirigió a sus homólogos de Túnez y Mauritania, el presidente de Argelino reafirma “el compromiso permanente de Argelia ante la Unión del Magreb Árabe como una elección estratégica y la demanda popular y la voluntad de revitalizar su instituciones y estructuras para defender intereses comunes, frente a los desafíos de crecimiento y cumplir con las expectativas y aspiraciones de los pueblos del Magreb para una mayor unidad, la complementariedad y la integridad”.
Este histórico aniversario, agregó, es “una oportunidad para recordar las relaciones de hermandad, solidaridad y buena vecindad que une los pueblos del Magreb a si como las constantes civilizaciones que han compartido, y su destino común.”
Irónicamente, el presidente Buteflika fue enviado sólo su mensaje a los jefes de Estado de los tres países del Magreb con exclusión de Brahim Ghali, que actúa como presidente de la supuesta República Saharaui “RASD” que Argelia reconoce desde su creación y apoya a ultranza sobre todo los planos diplomáticos, políticos y financieros.
Recordamos, aunque la dicha “RASD”, fue creada en 1984 por el gobierno de Argelia en complicidad con el régimen libio de la época, esta entidad era de la ceremonia organizada por los jefes de estado de los cinco países del Magreb (Argelia, Marruecos, Mauritania, Túnez y Libia) de 17 de febrero de 1989 en Marrakech, para anunciar la creación de la UMA.
El palacio de el muradia está llamado a elegir entre Marruecos, un estado soberano con historia milenaria y cuyas fronteras se extendían hasta el río Senegal y una entidad títere que no tiene antecedentes para reivindicar puesto que ha después de la marcha verde que había marcado el final del dominio colonial español en el Sahara occidental.
Una cosa es cierta, dice un diplomático occidental con sede en Rabat, la UMA no puede renacer de sus cenizas siempre y cuando la frontera entre Argelia y Marruecos permanece cerrada (desde 1994) y como el gobierno de Argelia no ha levantado mano sobre la cuestión del Sahara occidental, que debe ser de la jurisdicción exclusiva de la ONU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *