Marruecos pide al ACNUR de identificar los saharauis en los campamentos de Tinduf

aujjarMarruecos llamó de nuevo, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) a poner en marcha los procedimientos de registro y censo de la población en los campamentos de Tinduf, como lo preconizan las últimas resoluciones del Consejo de Seguridad.

Hablando el martes en la 66ª reunión del Comité Permanente del ACNUR, celebrada en Ginebra, Suiza, el embajador representante permanente de Marruecos ante la ONU, Mohamed Aujjar ha recordado que “el sistema de registro establecido de conformidad con el mandato de alta Comisión debería aplicarse a todas las situaciones de refugiados, sin restricciones de los países de acogida “. En este caso, los saharauis de Tinduf, Argelia, en su calidad de país anfitrión, nunca se ha dignado a permitir que el ACNUR y otras agencias de la ONU, puedan llevar a cabo un censo de estas poblaciones confinadas durante cuarenta años en el desierto argelino.

En la misma ocasión, el embajador de Marruecos ha alabado especialmente la labor de la Alta Comisión para la aplicación del sistema de registro biométrico para los refugiados en 11 países, sobre todo en zonas remotas y mal conectadas.

El diplomático marroquí subrayó también la necesidad urgente de identificar las poblaciones de los campamentos de Tinduf para cuantificar sus necesidades reales de la asistencia humanitaria internacional y al mismo tiempo evitar el desvío de dichas ayudas durante su transporte desde los puertos y aeropuertos en Argelia y durante el almacenamiento y la distribución en los campamentos.

Mohamed Aujjar recordó a este respecto, las revelaciones del informe publicado a principios de 2015 por la Oficina Europea de la lucha el Fraude (OLAF), que reportó la malversación repetitiva y a gran escala de la ayuda de la UE destinada a los habitantes de los campamentos de Tinduf .

En el mismo contexto, el embajador llamó la atención del Comité Permanente del ACNUR sobre la situación de los jóvenes refugiados, que a pesar de los millones de dólares de ayuda cada año que colecta el Polisario sigue sufriendo la exclusión, la discriminación y la marginación en sus comunidades de acogida y se convierten en objetivos de traficantes de drogas, la trata de seres humanos y reclutas fáciles para los grupos armados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *