Los milicianos del Polisario van próximamente a salir de Guerguerat

Los elementos armados del Frente Polisario desplegados desde hace meses en la zona de amortiguamiento contigua del puesto fronterizo marroquí de Guerguerat puesto fronterizo van a levantar campamento en los próximos días, aprendemos de una fuente cercana a la ONU en Nueva York.

El jefe del frente separatista saharaui, Brahim Ghali, dijo la fuente, ha sido insatdo por el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres quién lo recibió oficiosamente el 17 de marzo en la sede de la ONU en Nueva York.

Esta reunión había sido ignorada por los servicios de comunicación de Guterres, porque no tenía nada oficial y ha sido objeto de ninguna declaración de la ONU.

Las discusiones entre los dos hombres, fue de todo,  menos cordial, añade la misma fuente, diciendo que Guterres ha sido más que directo con su interlocutor. Le reprocho sobre todo haber creado un clima de tensión mediante el despliegue de una docena de milicianos armadas incontrolables en la zona desmilitarizada de Guerguerat situada en el extremo suroeste de Marruecos y que el Polisario considera “territorio liberado”.

El jefe del Polisario fue convocado en última instancia, a retirar sus hombres illico presto y sin condiciones, de la zona de Guerguerat y evitar obstaculizar la libre circulación de bienes y personas entre Marruecos y Mauritania como se estipula en el alto el fuego firmado en 1991 bajo los auspicios de la ONU.

El SG de la ONU significo a Brahim Ghali, que es anormal que el Polisario mantenga sus elementos armados en la zona bajo el control de la MINURSO, cuando Marruecos ha respondido positivamente a su solicitud el 25 de febrero, retirando sus fuerzas de la dicha zona tampón.

El jefe del Polisario no tuvo más remedio que cumplir con la orden del nuevo jefe de la ONU. Su consentimiento se explica por el miedo de ver asolado su movimiento separatista ya en problemas en el informe anual que Guterres debe someter el 7 de abril al Consejo de Seguridad de la ONU, en lugar de su enviado especial, Christopher Ross, quién recientemente dimitió, sabiendo que había brillado durante su mandato, por sus posiciones a favor de los intereses de Argelia y el Polisario a costa de Marruecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *