Tinduf : protesta saharaui en Rabbuni contra la muerte sospechosa de un oponente al Polisario

Más de un centenar de saharauis de los campamentos de Tinduf han hecho este sábado 16 de junio, una incursión en el campamento  de de Rabuni exigiendo una investigación sobre la muerte sospechosa en prisión de Dheibya del oponente saharaui Brahim Uld Salek Uld Breika, 30 años de edad, presuntamente torturado hasta la muerte por la milicia del Polisario.
Los manifestantes muy enojados, como se muestra en un video transmitido por varios medios de comunicación , se reunieron frente a la casa del jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali, antes de ser forzados de evacuar a raiiz de una intervención musculosa de la milicia armada del Frente que hizo uso de sus armas disparando varios tiros en el aire para luego dispersar a golpe de porrazos, los manifestantes.
Los manifestantes saharauis que cuestionan la versión del suicidio avanzado por los torturadores de la prisión de Dheibya en Rabuni exigen la apertura de una investigación independiente para esclarecer las circunstancias exactas de la muerte de Salek Uld Breika miembro muy activo del movimiento del 5 de marzo.
La familia del oponente saharaui de la tribu Yagut dice tener pruebas sobre el asesinato el 13 de enero su hijo en la prisión de Dheibya, contrariamente a la tésis del suicidio avanzado por la dirección del Polisario.
La familia de Ould Salek Breika también había exigido una autopsia antes de enterrarlo tres días después de su muerte, envió también una carta al respecto al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, solicitando que los autores de este crimen sean presentados ante la Corte Penal Internacional en La Haya.
Breika cumpliendo una pena de prisión por una supuesta “pertenencia a una banda especializada en el robo”, se ahorcó con el “hilo de un ventilador de aire de la celda individual”, según sus carceleros.
Excepto que de acuerdo con los testigos en el lugar, las celdas de la prisión de Dheibya no están equipadas con ventiladores de aire contrarios a las acusaciones de los dirigentes del Polisario. Además, los parientes de Breika se preguntan cómo un preso atado manos y pies a una silla puede auto-ahorcarse.
Además, esta no es la primera vez que los torturadores del Polisario asesinan a prisioneros y afirman que se suicidaron como fue el caso de otro opositor Ahmed Ould Mohamed Radi, que también había sido torturado hasta la muerte en su celda, mientras sus carceleros decían que también se ahorcó con el cable de un ventilador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *