Polisario: Un video muestra el alcance de la represión en Tinduf

jeune-poliUn nuevo video difundido por jóvenes saharauis en los campamentos de Tinduf, opuestos al Polisario, arroja luz sobre el alcance de la represión contra la población saharaui por el Movimiento apoyado por Argelia contra Marruecos en el asunto del Sáhara Occidental.
En este video publicado en las redes sociales, los jóvenes saharauis revelan la ira que prevalece en los campamentos de Tinduf, debido a la arbitrariedad de los dirigentes del Polisario y del DRS, los servicios de inteligencia militar argelina. Un clima que se ha convertido en una camisa de fuerza real para los jóvenes saharauis, prohibidos de todas las formas de expresión contrarias a la linea  establecida por la dirección del Frente y las autoridades argelinas. Peor aún, miles de jóvenes saharauis enfrentados a la ociosidad y el aburrimiento, no tienen libertad de circulación fuera de los campamentos instalados en el desierto.
Al gran número de saharauis que deciden no regresar a los campamentos y quedarse en Marruecos, con motivo de su participación en el intercambio de visitas familiares entre Tinduf y las ciudades del Sáhara Occidental, el Frente Polisario y Argelia se han vuelto muy desconfiados. No sólo han suspendido el programa puramente con fines humanitarios, sino que, además, apretaron el control alrededor de los asentamientos. El objetivo es limitar el número de jóvenes que huyen de los campamentos de Tinduf hacia Mauritania con la esperanza de entrar en Marruecos.
Esta situación hace de los campamentos de Tinduf, una gran prisión a cielo abierto, ubicada en una zona desértica particularmente hostil en el suroeste de Argelia, se indignan los jóvenes saharauis. Un destino doloroso que se traduce en protestas violentas como los incendios desencadenados el 18 y 31 de agosto en los campamentos. A veces la reacción es más dramática, como en el caso de la joven saharaui que recientemente se suicidó por no haber logrado escapar del infierno de los campamentos del Polisario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *