Argelia: la embarazosa ayuda de 10 millones de € para el Polisario

western_sahara_tindoufEl anuncio de la asignación por Argelia de más de 10 millones de euros al Polisario para los desplazamientos de los dirigentes del movimiento del frente saharaui en los países escandinavos, fue visto como una afrenta en los campamentos de Tinduf, donde llega la población apenas llega a sobrevivir y carece de las necesidades más básicas.

Esta ofensa de 10.000.000 € servida por el gobierno argelino para defender la causa del Polisario, es vivida todavia con se más amargura que el movimiento saharaui acababa de lanzar, el 6 de octubre, un llamamiento urgente a los donantes internacionales. La disminución de las raciones a los beneficiarios de la ayuda internacional en los campamentos controlados por el Polisario, ha alcanzado el 20% en octubre.

El Frente saharaui apoyado por Argelia, que compite a Marruecos la soberanía sobre el Sáhara Occidental, dijo que las necesidades estimadas en 11 millones $, deberian cubrir el último trimestre de 2015. Las necesidades urgentes incluyen productos de base, en particular productos alimenticios, medicinas, tiendas de campaña, etc.

Esta escasez es a vincular con la disminución de la ayuda europea a raíz del descubrimiento de un escándalo masivo de malversación de ayudas de la UE por los dignatarios del Polisario y las autoridades argelinas. La investigación de la OLAF, la Oficina de la lucha contra el fraude de la UE, reveló a principios de 2015, gran parte de la ayuda internacional a los campamentos de Tinduf fue objeto de apropiación indebida sistemática nada más llegar la carga al puerto argelino de Orán.

Desde entonces, Bruselas ha reducido su ayuda en función del número estimado de saharauis viviéndo en los campamentos, en lugar de confiar en las estadísticas infladas proporcionadas por el régimen argelino.

Sin embargo, es el estupor que se vive en los campamentos de Tinduf, donde los saharauis no entienden cómo el Polisario pide ayuda internacional, cuando sus dirigentes frecuentan hoteles de lujo escandinavos en búsqueda de un reconocimiento poco probable de la República del Sahara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *