Sáhara Occidental: ¿A qué rima el doble juego de Panamá?

panamaLas relaciones diplomáticas entre Marruecos y Panamá evolucionan actualmente, de un hilo, por el doble juego del gobierno de Panamá, después de retirar su reconocimiento a la llamada República Saharaui (RASD), ha autorizado este jueves la reapertura su representación en Panamá.

En diciembre de 2013, el gobierno de Panamá rompió relaciones diplomáticas con la pseudo “RASD”, explicando esta decisión por el hecho de que la pseudo “RASD” no cumplía con todos los atributos de un estado tan universalmente aceptado (territorio, personas, etc.).

En abril de 2014, la vice-ministra panameña de asuntos exteriores, inauguró la sede de la Embajada de la República de Panamá en Rabat.

Pero ocho meses más tarde, en diciembre de 2014, la vice-presidenta de Panamá, Isabel Saint Malo Alvarado anunció el color de una nueva cara para con Marruecos, recibiendo al llamado Ministro de Asuntos Exteriores de la fantasmal República Saharaui, Mohamed Salem Ould Salek, al quién prometió una inminente reanudación de las relaciones diplomáticas.

Dicho y hecho, este Jueves, 7 de enero de 2016, Panamá ha pasado efectivamente al acto, al permitir la reapertura de la representación diplomática de dicha RASD y el retorno del llamado “embajador saharaui” a su puesto en la capital panameña .

El doble juego de los dirigentes panameños pudiera perjudicar seriamente sus relaciones con un Estado cuya soberanía es universalmente reconocida a favor de una entidad marioneta que la ONU o la Unión Europea nunca han reconocido.

Más importante aún, la decisión de Panamá llega en vísperas de la visita del jefe de la diplomacia marroquí, Salaheddine Mezouar cuenta llevar a cabo, según fuentes no oficiales en Panamá donde inaugurará el próximo lunes la nueva Embajada de Marruecos después del nombramiento de un nuevo titular.

Rabat tiene derecho, en muchos aspectos, a explicaciones de los dirigentes de Panamá sobre su política exterior, lo menos que podemos decir, fundamentalmente empañar contradicciones y es al jefe de la diplomacia marroquí de tomar la iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *