Pleno apoyo de la República de Santa Lucía a la Marroquinidad del Sahara Occidental

El Senado de la República de Santa Lucía expresó el jueves su pleno apoyo al plan marroquí de autonomía en el Sáhara Occidental, infligiendo otro revés a los separatistas saharauis del Polisario y a sus mentores Argelinos.

En un comunicado oficial emitido el jueves 22 de junio el Presidente del Senado de Santa Lucía, Andy G. Daniel afirma que “para llegar a una solución política definitiva del conflicto regional sobre el Sahara marroquí, apoyo firmemente la propuesta de Marruecos de conceder la autonomía a las provincias del sur y en el marco de la soberanía, la unidad y la integridad territorial del Reino “.

Una declaración pro-marroquí que cae como una guillotina sobre la cabeza de los caciques del Polisario y de los dirigentes argelinos que pierden el voto de uno de los pocos países que han logrado hasta la fecha, que se deje engañar por su falsa propaganda después de haber convencido en los días de la guerra fría, de reconocer la quimérica república saharaui “RASD”, que nunca fue reconocida ya sea por la ONU o cualquier otra organización internacional o continental, excepto la Unión Africana.

“Creo firmemente que el plan de autonomía del Sahara es una clara manifestación de la voluntad de Marruecos y la determinación de la población del sur del Reino de poner fin a un conflicto que ha durado demasiado tiempo”, dijo Andy G. Daniel en un comunicado.

Esta posición valiente refleja, de hecho, el reconocimiento inequívoco del Sahara marroquí por la República de Santa Lucía, que también había apoyado la reciente resolución 2351 del Consejo de Seguridad de la ONU que puso en la delantera  la propuesta marroquí de autonomía.

“El plan de autonomía es reflexivo, representativo, fiable y responsable”, destacó Andy Daniel, recordando la insistencia del Consejo de Seguridad en su última resolución sobre la reanudación de las negociaciones bajo los auspicios de la ONU, en vistas de llegar a una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable.

Además, tras la notable ofensiva diplomática marroquí, coronada por el regreso triunfal del Reino dentro de la Unión Africana, el Polisario y su padrino argelino no hacen que constatar con amargura el descenso del número de países que todavía apoyan su tesis separatista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *