La imagina huelga de hambre de los condenados de Gdeim Izik

gdim-izigLa supuesta huelga de hambre que los trece condenados por el asesinato de once miembros de las fuerzas de seguridad en los trágicos sucesos de Gdeim Izik, han declarado observar desde principios de este mes de marzo, en última instancia, resultó una mera farsa para atraer a una gran cantidad de simpatía desde el exterior.

Trece detenidos, entre ellos el llamado Ennaâma Asfari que cumple su condena en la prisión de “Zaki” en Salé, imaginaron este subterfugio en el momento en que un tribunal francés está a punto de pronunciar el 4 de abril, en una extraña demanda presentada en nombre de Asfari de una supuesta “tortura” en contra de las autoridades Marroquíés.

Estos detenidos, la mayoría de los cuáles son fanáticos partidarios de las tésis separatista del Polisario, buscan más bien a través de su relevo en el extranjero, especialmente en Francia, un ruido mediático alrededor del juicio abierto por los tribunales franceses. Pero completamente diferente sobre el terreno.

Los testigos en dicha cárcel de “Zaki” en Salé, afirman haber visto, el sábado, 26 de marzo al llamado Ennaâma Asfari comiéndo su ración de alimentos entre otros prisioneros. La información fue confirmada por la Delegación de Marruecos General de Prisiones y Rehabilitación (DGAPR).

En una declaración hecha pública el 22 de marzo, la DGAPR asegura que “veintidós días han pasado desde el anuncio de está supuesta huelga de hambre de trece detenidos de Gdeim Izik” pero “su estado es normal y no inspira “ninguna preocupación inmediata, llevando a pensar que la huelga es puramente formal”.

Para la administración penitenciaria y de la reinserción, las razones de está supuesta huelga de hambre “no tienen relación con sus condiciones de detención”, pero contempla engañar la opinión pública pasándose por victimas.

“A través de la observación de sus movimientos, de acuerdo con los resultados de las visitas médicas algunos de ellos han beneficiado su solicitud, en los hospitales públicos, y después de 22 días del inicio de su supuesta huelga de hambre, resulta que su salud es normal y no presenta ningún peligro”, dijo la delegación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *