La MINURSO muestra inercia frente a las maniobras del Polisario

La misión de la ONU en el Sáhara Occidental (MINURSO) parece perder de su credibilidad debido a su complacencia ante nuevas maniobras de provocación del Polisario en la zona de amortiguamiento contigua del puesto fronterizo marroquí de Guerguerat.

Si las autoridades mauritanas tratan más rigurosamente los movimientos de los cuadros y milicianos del Polisario prohibiéndoles el acceso a la frontera norte con Marruecos y especialmente en Lagouira, los agentes de la MINURSO dan toda la impresión de que olvidan su misión de control del alto el fuego en la zona de amortiguamiento en el Sahara occidental y aprueban las acciones del Polisario.

Después de las exhibiciones de un pequeño grupo de milicias armadas del Polisario en las playas del océano a Laguira, los rumores que circulan en los últimos días sobre las pantallas de ordenador, informan de la ubicación cerca de Guerguerat, de desplazados saharauis repatriados directamente del campamento “Dakhla” cerca de Tinduf, donde fueron desalojados por el ejército argelino para las necesidades de explotación de un yacimiento recientemente descubierto.

Esta maniobra del Polisario en la opinión de muchos juristas occidentales, es una flagrante violación de la del alto el fuego establecido por la ONU en 1991 en el Sahara Occidental.

Fuentes dignas de crédito en Tinduf informaron que “Hace dos días, una caravana, contando unas quince familias, abandonó el campamento de Dakhla hacia la zona de amortiguación” contigua a Guerguerat.

Estos desplazados deberían inicialmente ser instalados  en la ciudad de Lagouira, actualmente bajo el control del ejército mauritano, pero ante la negativa de las autoridades de Nuakchot, el Polisario termino por volver a dirigir a la zona de amortiguamiento, donde ya están una treinta de sus milicias armadas.

Estas provocaciones del Polisario intervienen en la estela de calentamiento de las relaciones entre Rabat y Nuakchot después de la llamada telefónica que ha efectuado, el 27 de diciembre, el Rey Mohammed VI con el presidente Mohamed Ould Abdel Aziz.

Por otra parte, desde entonces, las autoridades mauritanas detuvieron el movimiento de los elementos del Polisario en Lagouira y ya ninguna foto se ha publicado en las redes sociales, de su presencia en esta localidad.

La inercia de la MINURSO frente a estas maniobras de provocación de la gente militar del Polisario, es de naturaleza, dijeron las fuentes, para provocar tensión en la zona sur de Marruecos, ampliando el riesgo de brote de una confrontación armada que pudiera desestabilizar toda la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *